Contacto

Teléfono: (+34) 986 627 242
Móvil 1: (+34) 660 406 928
Móvil 2: (+34) 660 406 929
  • es

Diferentes aplicaciones de la geotermia

Las energías renovables son un factor a tener en cuenta en cualquier proyecto de arquitectura sostenible. Y, como ya comentamos en otro post, la geotermia es una opción idónea.

La geotermia es una fuente energética que se basa en el aprovechamiento del calor del subsuelo para producir calefacción, climatización y agua caliente. Destaca sobre todo la reducción de costes que supone, ya que el coste de su ciclo de vida es más rentable que el de las instalaciones convencionales de gas natural y de gasoil, inicialmente más baratas pero nada eficientes a largo plazo.

Esta energía se puede encontrar en algunas regiones del planeta donde hay volcanes y manantiales de aguas calientes, pero en la mayor parte de la tierra, esto no sucede, y en España la temperatura de la tierra en el subsuelo se mantiene como media alrededor de los 15 grados centígrados. Este aspecto, junto con la inercia térmica del subsuelo, supone que podamos disponer de una fuente de calor a temperatura constante tanto en invierno como en verano.

Pero, ¿cuáles son los usos exactos de la geotermia? Entre las diferentes opciones destacan:

  • Calefacción. La utilización del agua caliente para este uso es más eficiente cuanto más baja es su temperatura. Por tanto, deben utilizarse suelo radiante o radiadores de baja temperatura (de 20 a 25 ºC). Por tanto, solo necesitamos un aporte de energía adicionar para elevar la temperatura del agua de 15 ºC (media del subsuelo antes mencionada) a los 25 º normalmente empleados en el suelo radiante.
  • Agua caliente sanitaria (ACS). Para el suministro de ACS necesitaremos un apoyo energético adicional para elevar la temperatura del agua a unos 50º.
  • Refrigeración. Permite generar mayor o menor cantidad de frío para garantizar las condiciones de confort básicas de cualquier instalación en función de la demanda. El foco geotérmico, a una temperatura constante de unos 15 ºC, se utiliza para disipar la energía captada en el ambiente interior de la vivienda.

Poco a poco, la climatización geotérmica va alcanzando una mayor aceptación en nuestra sociedad. Se trata de una energía renovable, que proviene del calor producido en el interior de la tierra, el cual es prácticamente inagotable. Además, es una energía limpia, ya que no se produce combustión alguna. Es continua, sin posibles cortes, y se produce localmente. Y, por supuesto, resulta muy económica en su explotación. Si bien implica una mayor inversión inicial, a medio y largo plazo queda sobradamente amortizada.

Se trata, sin duda, de un gran paso para un mundo más sostenible

Los comentarios están cerrados.